Archivos de la categoría Personal

Queda sin final

Hace muchos años, comencé una carta dedicada a alguien muy importante para mi con las siguientes palabras:

Cuentan hasta la saciedad que todo tiene un final. Estúpidos pesimistas. Cuánto más valor tendría decir que todo comienza. ¿Por qué albergamos tanto temor a la conclusión de algo, cuando es mucho mas descorazonador el inicio? Cuando algo empieza te colocas al borde del abismo, en precario equilibrio. Sopesando detenidamente que paso deberías dar y cuando deberías retroceder un tanto.

La Esquinica de Gndolfo nació a finales del año 2007, aunque el germen de esta idea lo encontramos a principios del año 2006, en la plataforma, por entonces de moda, Fotolog. Su objetivo era dar salida a mis ideas e inquietudes.

A lo largo de estos diez años he recogido contenido de todo tipo; tutoriales, artículos de opinión, análisis de productos, crónicas y divagaciones. El contenido, tanto por su calidad como por su temática, no tiene mas que un único valor: es mío.

No. No se trata de un repentino aumento de ego, soy consciente de que ese valor, salvo que algún día alcanzara algún tipo de gloria, es algo personal.

Ayer, recibía un paquete que supone un punto y aparte. Los últimos dos años apenas he podido dedicar tiempo a La Esquinica. La inmediatez mató al genio y un ácido y rápido comentario en twitter acabó sustituyendo un elaborado texto que antes tenía cabida en este pequeño rincón.

Me ha costado tomar la determinación, pero no voy a dejar que muera de soledad. Así que he querido hacerla trascender antes de que este servidor, en algún remoto lugar del mundo, transmitiera por última vez.

La Esquinica 2006-2016

Ha sido duro recopilar esa pequeña obra mía porque ha sido un repaso por los diez últimos años de mi vida y he sentido vértigo. He leído mis palabras, he reconocido mis actitudes, he visto mi evolución y os he visto a vosotros. A todos vosotros, todos vuestros comentarios. Y habéis hecho que el anciano mago soltara una lagrimita.

La Esquinca, mi Esquinica, esa en la que tanto cariño he depositado, aunque con el paso del tiempo no la haya alimentado como debiera, no merecía desaparecer en el mar del olvido. Porque La Esquinica no es sino una crónica de estos diez años de mi vida. A lo largo de su lectura, es posible navegar por mis intereses, inquietudes, estados de ánimo, pasiones, temores, experiencias y ocurrencias.

Pero tal como abría este último texto, no hay que temer los finales, sino los comienzos. Y es en este nuevo comienzo en el que mis piernas vuelven a temblar como antaño, del nerviosismo y de la emoción, del temor al fracaso y de la determinación del que aún tiene una pequeña historia que narrar.

Como rezaban las últimas lineas de aquella epístola:

Queda sin final, pues no puede tenerlo aquello que los desprecia. Y esta, no es sino una carta de apertura.

Migración completada

Como rezaba el post que ha estado temporalmente encabezando este blog, he estado migrando todo a un nuevo servidor. Podría decir que ha sido un proceso rápido, limpio y sin fisuras, pero nadie que me conozca lo mas mínimo lo creería.

Alquilé el servidor para hacer pruebas en febrero, el día 15 empecé la migración y, por distintos problemas, fui procrastinando hasta agosto. Lo que ha implicado no publicar nuevo contenido para evitar incongruencias entre la base de datos migrada y la obsoleta.

La verdad es que en este tiempo he dudado sobre si debería hacer un borrón y cuenta nueva, pero al final la nostalgia ha sido mas fuerte que la vergüenza que da la perspectiva y he decidido mantener el histórico de post,

Pero bueno, ya estamos aquí, ya he dicho adiós a 1&1 y he migrado a una máquina virtual de DigitalOcean. El resultado por ahora parece satisfactorio. Ya veremos.

Hay mas cambios, también he comprado el dominio “gndolfo.com”. La intención es ir abandonando progresivamente el viejo dominio .es, pero aún no tengo claro como lo haré y todos sabemos que, en el tiempo que tarde en pensarlo, la idea puede dar un giro de 180º y acabar haciendo algo completamente distinto con él.

Sea como fuere, vuelvo a estar operativo. Sin promesas, pero con ganas. Así pues, bienvenidos a la quinta iteración de “La Esquinica de Gndolfo”.

Al año debido

Resulta dificil enfrentarse al folio en blanco después de tanto tiempo. Ha sido un año lleno de emociones y aventuras en los que me he prodigado muy poco por aquí. Y cuando he intentado hacerlo, bien por falta de tiempo o por falta de inspiración, ha concluido en post inacabados que forman ya una buena montonera. Pero si hay algo que me he impuesto férreamente es dedicar estas ultimas horas (en muchas ocasiones, minutos) a hacer balance final. Y este año hay mucho, mucho sobre lo que meditar.

Este año no voy a hacer balance de la situación social y política. En ese sentido solo hemos ido en picado hacia abajo y, el mensaje del año pasado sigue completamente vigente. Simplemente recordados que humillando la mirada, no se ve nada. Así pues la cabeza alta y el corazón latiendo con fuerza ante cualquier intento de someternos un poco mas.

Como bien sabéis todos, la primera mitad del año la he pasado en Finlandia. No soy muy ducho en palabras y pocas encuentro que puedan hacer justicia a la hora de narrar esa experiencia.

Alguien a quien guardo mucho cariño, me dijo hace unos meses que no me preocupara, que si de verdad lo deseaba volvería a Finlandia antes o después. Y yo le contesté que si, que volvería a Finlandia, pero no a esa. Porque esa Finlandia estaba construida en torno a un grupo de gente increíble que, difícilmente se volvería a reunir en un mismo lugar. Ni mejor ni peor, simplemente se que será diferente.

Y tras un fin de carrera, un verano de mil y una aventuras, de reencuentros y resacas, llegó la calma del Otoño. Esta vez sin “ruska” y por ello quizá con los ojos humedecidos. Pero con un cambio de rumbo. Con la firma de tres contratos; de amor, salud y dinero. Y es que a todos nos llega el momento de madurar. Por fortuna yo voy flanqueando el mío, aunque deba cumplir con ciertos protocolos sociales.

Así pues, este año no puedo sino alzar una copa a la salud de mi “roomie” de Alemania, mis compañeros finlandeses, de sudáfrica, los canadienses, la entrañable gente de Korea y Hong Kong, los franceses, belgas, holandeses ingleses, irlandeses y húngaros. Sin olvidarme del siempre sonriente Esloveno y la gente de Turquia. El compañero de Texas que conocí en mi viaje a Rusia (quien me lo iba a decir). Y me dejo nacionalidades, disculpad, pero esa amalgama de culturas y lenguas ya la hubieran querido para si en Babel. Por supuesto, “chicas checas” con quien quizá tuviéramos la despedida mas emotiva, a excepción de los compañeros Españoles, con los que vivi hasta el ultimo minuto de vuelo. Mención especial por supuesto a los compañeros de México, con esas raices latinas que nos unen con mucha mas fuerza de la que habitualmente pensamos.

Porque Finlandia no volverá a ser la misma, pero yo tampoco. Lo que he empapado en esta singular convivencia es algo tiene un valor incalculable.

Por vosotros, los que entendeos estas mis palabras y los que no, alzo la copa y la voz con un sonoro “Kippis!!”. Porque habéis hecho que 2013 sea eterno.

Peligroso 2013

Ocurre habitualmente que las tradiciones siembran de destiempo las ultimas horas del año y al final termino escribiendo, con prisa, en los albores del siguiente.

Quizá no sea el mejor momento, como años anteriores, de hacer un resumen de lo vivido, porque poco en general hay que remarcar salvo la certeza de que el siguiente no será mejor, pero queda la esperanza de que nosotros, tal vez, si lo seamos.

Os deseo un nuevo año lleno de inquietudes, un año en el que, aunque duela la cabeza y descorazone, no podáis dejar de pensar, de analizar. Porque el año no será fácil, pero ser conscientes del problema que nos atañe es el primer paso para encontrar el camino a la solución. Pero es un camino que hemos de encontrar cada uno de nosotros y nunca, bajo ningún concepto, caer en el error de pensar que son otros los que lo han de encontrar por nosotros. Porque mientras no seamos conscientes del verdadero error no seremos sino víctimas de los mismos engaños.

Es lo mejor que os puedo y nos puedo desear. Por un año lleno de malos momentos que nos ayuden a descubrir el camino a los buenos. Me recuerda siempre alguien que como decía el trovador: “el peligro de pensar, es que puedes comprender”. Sea pues un año peligroso para todos.

Hasta siempre, Rivera!

El 28 de Enero de 2012, el bar Rivera cerró. Aunque la historia del bar sobrepasa los 20 años, ha sido durante los diez últimos cuando yo he formado parte de su historia. Mejor dicho, cuando ha formado parte de la mía.

Recuerdo cuando mi buen amigo y durante muchos años compañero de piso, Toñuko, se sentó a mi lado el primer día de clase, aquel 2º de Bachillerato y me dijo “Ey tío! Tu vas por el Rivera”. Sumergido en su oscura profundidad. Aquellos años bebí mas jarras de DYC-Cola de las que podré contar jamás, en la mejor compañía, arreglando el mundo, discutiendo, contando historias o cantando.

No pude estar. La muerte de mi abuela, prácticas, exámenes… pero me hubiera gustado despedirme, sentarme en uno de esos barriles, jarra en mano, en la oscuridad y soñar. Soñar como tantas veces hice allí.

Es curioso que ahora, el “Vía Crucis” será un poco mas duro pese a marcar un chato menos. Que al bajar Herreros y ver esas negras rejas que cerraban el bar, tienes la sensación de estar encerrado fuera. De no poder huir y refugiarte. De estar cada día un poco mas atrapado en lo que nos queda.

Esta noche y todas las noches, para la mejor copa, la de “No hay Tregua”, la mitad del refresco quedará en la botella. Fonsi, familia, un raspao, a vuestra salud!

 

 

PS3 "Jailbreak": Instalar CFW 3.41 Hermes

Hace un par de meses, publiqué un tutorial sobre como construir un dongle para hacer “jailbreak” a nuestra PS3 a partir de un Arduino Duemilanove. Hoy por hoy, las cosas han cambiado un tanto y tras la publicación de las claves de Sony, la Scene ha evolucionado.

En este tutorial vamos a suprimir por completo la necesidad de un Arduino o cualquier otro tipo de add-on. Para ello deberemos instalar un firmware modificado a partir del 3.41 original de Sony, con esto ya no necesitaremos conectar nada mas a nuestra PS3 y podremos cargar homebrew y backups directamente, sin necesidad de seguir todos aquellos pasos (apagar, pulsar interruptores, etc).

Antes de comenzar, añadir que, aunque no hay hasta ahora ningún caso conocido de brickeo de consolas y que yo hes seguido personalmente estos pasos tal cual los describo en mi PS3 Fat Pal (80GB), no hay garantia ninguna en el proceso.

Si decides seguir este tutorial, es bajo tu responsabilidad.

Y con este pequeño disclaimer, comenzamos.


¿Que necesito?

Para poder llevar a cabo este tutorial, necesitarás lo siguiente:

  • Consola PS3 con Firmware 3.41 o anterior.
  • Pendrive (formateado en FAT 32)
  • Descargar el CFW de Hermes
  • Descargar el último Playload

Una vez tengas todo esto en tu poder, descomprime el archivo del CFW y copia la carpeta PS3 y subcarpetas a la raiz de tu Pendrive.

Sigue leyendo PS3 "Jailbreak": Instalar CFW 3.41 Hermes

2010: Odisea Dos

A pesar de su obviedad, no he podido dejar de utilizar el titulo de esta entrada. Y es que, si el año pasado lo despedí con una alusión al “Pan y Circo” que había imperado, este año no es sino una prolongación natural de aquel. Porque, en este año que deciden prohibir fumar en los espacios públicos, nos infectan con sus cortinas de humo.

Su último y mas descarado intento, lo tuvimos en el puente de la constitución, con el linchamiento a los controladores aéreos. Y, por descorazonador que parezca, me dieron ganas de aplaudirles, de votarles e incluso subvencionarles la jugarreta, porque ¡vaya! ¡lo hicieron pero que muy bien!

Y es que, esta es una receta de primaria, pero al igual que meterte con la niña que te gusta, funciona a todas las edades. Solo son necesarios tres ingredientes:

  • Un colectivo odiado.
  • Interrumpir vacaciones / ocio
  • Algo que ocultar

Solo hay que poner los tres ingredientes en el mismo recipiente, no hace falta ni agitarlo, porque la agitación aparecerá de forma espontánea. Y sin sentarse a pensar el motivo, la muchedumbre embravecida cargará contra el colectivo que ya venía odiando, al ver sus vacaciones peligrar. Y mientras con sus pataleos y llantos, cual niño que finalmente no obtuvo su caramelo, colman la atención de los predispuestos medios, podrás introducir con toda tranquilidad un paquete de reformas via rectal. Quizá con el tiempo sientan el escozor, pero un “¡Vaya vacaciones por culpa de holgazanes ricachones!” actuará cual bálsamo de Fierabrás. Si por el camino te sacudes cierto cúmulo de filtraciones que estaban empezando a provocar un eccema, pues mucho mejor. Y es que a nadie le importa ser mas miserable mientras otro no viva mejor.

Sigue leyendo 2010: Odisea Dos

Jailbreak en PS3 con Arduino Duemilanove

Introduccion

Como he estado tanto tiempo en actividad reducida, parece que fue ayer cuando escribía sobre como evitar la actualización 3.21 de nuestra PS3. Sin embargo, ahora todo ha cambiado y estoy en 3.41 y con muchas novedades.

Hace poco mas de un par de meses, se anunció la inminente salida de un dispositivo que abría la puerta de la Scene en PS3. En cuanto pudieron echarle mano, los chicos de la scene empezaron a investigarlo, creando al poco tiempo un montón de “clones” que, por supuesto, acabaron sobrepasando al original.

Entre estos “clones” nos encontramos varios tipos de dispositivos. Aquellos comerciales que intentan imitar al original, otros fabricados desde cero completamente caseros, otros que aprovechan dispositivos ya existentes (iPhones, calculadoras, telefonos Android, etc) y entre todos ellos, el que nos ocupa hoy, uno construido a partir de una placa Arduino.

Ya hice una introducción rápida en el anterior post sobre lo que era Arduino. Obviamente, este tutorial está dirigido a aquellos que ya cuentan con una placa Arduino (o están interesados en una) y quieren probar o aprovechar un poco mas su dispositivo. Adquirir una placa Arduino solo para esto es una tontería, pues por menos dinero podemos fabricar desde cero un dispositivo o comprar un clon.

Sigue leyendo Jailbreak en PS3 con Arduino Duemilanove

Ahora si, Recargando…

Parece que al fin todo vuelve a la normalidad y vuelvo a tener una vida mas o menos estructurada. Aún quedan un par de flecos pero ya puedo retomar la actividad del blog. Tengo un montón de cosas que contar y unas cuantas ideas que quizá ponga en marcha, pero antes habrá que hacer un pequeño calentamiento, que ya he perdido la práctica.

Lo primero, y lamento la demora que han sufrido en muchas ocasiones, es retomar el control de los comentarios. Por fin me he puesto al dia y, a partir de ahora, los gestionaré con la mayor diligencia posible, pues se por experiencia propia que no hay nada mas frustrante que escribir una consulta y ver que pasan dias y no obtienes respuesta. Esto se acabó, de nuevo tienen mi mayor atención.

Si bien es cierto que llevo un periodo sin tiempo libre para poder actualizar esto de una manera medianamente decente, gran culpa también la tiene twitter. Pues que hay muchos temas, o artículos que acabo resolviendo con un twitt (o un par) y algún enlace. Y es que no hay nada mas triste que llenar un blog con el mismo refrito que circula por cincuenta blogs de copia y pega para sacar dinero de la publicidad. Hasta ahora me he mantenido alejado de ambas cosas y quiero que siga así. Siempre ocurrirá que algún dia, o con alguna noticia, muchos blogs toquemos el mismo tema a la vez, pero es algo puntual y una manera de la que no estoy dispuesto a alimentar “La Esquinica”. Si no tengo nada que aportar, esperaré. Para indexar ya está Google.

Así pues, espero recuperar el ritmo en las próximas semanas e ir contando todo lo que tengo en mi larga lista TO-DO.

Gracias a todos!