Melodias envenenadas

En la música hay dos tipos de personas. Aquellos que buscan la melodía y los que buscan la letra. Hay quienes solo buscan aquello que les haga moverse, mero entretenimiento que mezca tu cuerpo hasta el siguiente minuto. Y estan los que buscan la letra, los que buscan el dolor de cabeza deliberado, pensando.

Al final, es como la vida. Aquellos que nunca se fijan en la letra pasan de un minuto al siguiente dejandose llevar por la marea, pero presos de ella. Aquellos que piensan, que buscan, que analizan no obtendrán esa falsa felicidad, pero conocerán y serán libres.

Siempre lo planteo así, que prefieres, falsa felicidad en la ignorancia o conocer, saber y decidir. La libertad no es fácil ni cómoda. Es mas relajado seguir la melodía, seguir a quien te guia y te dice que hacer. Porque cuando te paras y piensas el mundo se vuelve complejo. El problema es que, al final, la melodía se acaba y te das cuenta de que no bailabas para ti, sino para ellos.

Anímate a comentar...