lostinlahti2

Lost in Lahti. Toma 2

Hace tres semanas de mi regreso a Lahti después del parón navideño. He tenido esto en silencio porque no he tenido ni un minuto libre desde que aterricé. En seguida empezó a llegar la gente nueva y comenzaron las fiestas en pisos, basement o distintos bares de la ciudad. Además he comenzado a organizar mi trabajo del PFC que, oficialmente, es lo que me trajo aquí. Y cuando podía descansar de eso, ha tocado hacer de cicerone.

En cuanto al clima, se mantiene bastante moderado. Solo unos pocos días nos hemos acercado a los -20º y solo uno hemos alcanzado los -27º. Por lo que cuentan los nativos, el año pasado llegaron a los -37º así que, ciertamente, espero con impaciencia a ver si eso llega, que ya sabéis que no me gustan las experiencias a medias.

A pesar de ello, dado que la humedad media es del 95%, el hecho de que se levante viento o quedarse parado, es empezar a morir lentamente. Al parecer ni con ropa térmica esto lo solucionan, yo por ahora sigo con mi cazadora, camiseta de manga corta y vaqueros sin mayor problema. Eso si, con gorro, que si se me llena la azotea igual se hunde el tejado.

Baste añadir, como anécdota al respecto, que el último miércoles salí de casa con una cerveza en la mano y a los 10 minutos estaba bebiendo un granizado. No es ninguna exageración.

Por supuesto, la nieve ya es una constante en nuestro día a día. Si bien solo la mitad de los días está nevando, el paisaje como imaginaréis se mantiene completamente nevado desde diciembre y así será hasta abril, de nuevo, según los fineses cuentan.

Y el lago… el lago de agua se ha convertido en una pista de aproximadamente 40cm de hielo por la que se puede caminar e incluso recorrer en distintos vehículos (una vez mas aludiendo al saber de los oriundos, dicen que puede soportar algo mas de una tonelada). Aún así, los que nos hemos criado en la seca tierra de la meseta, nos mostramos desconfiados. Quién sabe cuanto tiempo se mantendrá ese extraño sortilegio!

No hay mucho mas que os pueda contar que sea interesante para vosotros. Pero lo habrá… vaya si lo habrá, porque pronostico un semestre que se hará corto e intenso. De momento, toca preparar la expedición a Laponia para dentro de un mes.

Oh, por cierto, sigue habiendo conejos… unos conejos que podrían merendarse a vuestros perros. Como consigamos hacernos con uno no tendremos que volver a gastar en carne en todo el año.

4 pensamientos sobre “Lost in Lahti. Toma 2”

  1. Vamos, que lo que dicen que los Erasmus no tienen tiempo para estudiar porque la fiesta y la vida social les quitan todo el tiempo disponible es cierto, ¿no? 😉

    Pregunta-consejo: ¿te has sacado las tarjetas ESN/ISIC?

    Granizado de cerveza. Ese concepto te podría hacer rico en España, ¿sabes? 😛

    1. Jajaja, no es que yo no tenga tiempo para estudiar. Es que tampoco tengo que hacerlo. Pero en realidad es como vivir en Salamanca, si quieres siempre hay fiesta. En este caso, es la mejor manera de conocer a la gente.

      Por otra parte… no se que tarjetas son esas… (creo).

      Que tal tu? Ya estas “allí”?

      1. No, aún no, me voy el día 15. Ahora mismo ando estudiando como un cabrón, que todavía tengo que aprobar las de este cuatrimestre 😉

        Mi intención allí es precisamente conocer gente y practicar idiomas, así que intentaré hacer lo propio cuando llegue. La putada es que me tiraron para atrás el LA en el último momento y no me homologan la asignatura más jodida del segundo ciclo (anual), así que me va a tocar estudiar sí o sí y además desplazarme en Junio a Berlín para hacer el examen :_(

        Las tarjetas ESN e ISIC son las tarjetas de Erasmus y de Estudiante Internacional, respectivamente. En Salamanca en teoría había sitios a patadas para hacerlas (al menos la ISIC), pero todos los sitios están cerrados con un cartelito de “se vende” o “se alquila” :S

        Te dejo un par de enlaces: http://www.esncard.org/ (ESN) http://www.isic.org/ (ISIC)

        A todo esto, el hidromiel ya está listo. Cómo pega el jodío. Cuando volvamos nos tenemos que meter una remesilla entre pecho y espalda y nos contamos qué tal la temporada ‘expat’.

        Un saludo y un barrazo 😉

Anímate a comentar...