Bienvenido a SU democracia

Y con la llegada de la “perroflauta” y “antisistema” internet, cae la venda de los ojos y se revela el acto final. Ni somos libres, ni vivimos en democracia. Internet, las redes sociales y la información instantánea por parte de todos y cada uno de nosotros actúa rompiendo la ilusión como una cámara tras el teatro de marionetas.




Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.



Ahora podemos seguir como si nada ocurriera o reflexionar con las sabias palabras de Martin Niemöller