La Avaricia Rompe el Saco – Toma 2

Como dije en el anterior post “La Hora del eReader“, aquel no era sino una introducción para el texto que hoy publico. Y es que lo que aqui pretendo comentar es la actitud de las editorales frente al libro electrónico. Al menos en lo que a España concierne.


Antecedentes

Hemos visto (y vemos aún) como la industria discográfica patalea, llora y se inventa ridículas estrategias (que astutamente han conseguido que el estado subvencione) porque su obsoleto modelo de negocio agoniza y no han querido ni sabido adaptarse al cambio. De igual modo ha pasado con la industria del cine y pasará con la televisión (aunque esta si va explorando nuevas vias).

En el caso de las publicaciones escritas, por contra, han conseguido sobrevivir gracias a la baja calidad de las alternativas, hasta la aparición del libro electrónico. E incluso después, debido a los altos precios de los lectores (que no son tanto comparados con los libros en papel) han conseguido esquivar la brecha. Pero… ¿por cuanto tiempo? Y lo que es mas importante, ¿que harán al respecto? La respuesta es clara, NADA.


Situacion Actual

En lugar de perpararse, empezar a ofertar su catálogo en formato electrónico a precios asequibles, están reculando, amparándose en otro modelo de negocio condenado a desaparecer. De hecho, ha sido recientemente cuando el gobierno se ha decidido a bajar los impuestos sobre los eReader (del 16% al 4%), aunque como ya sospechabamos, esto solo ha servido para que los precios se mantengan y los vendedores ganen mas.

Ninguna de las grandes editoriales ha entrado en el juego. Y las pocas que lo han hecho, incluso las editoriales extranjeras que lo han hecho, mantienen precios desorbitados. Pagar 6€ por el último libro de Dan Brown (por ejemplo) en formato electrónico me parece perfecto. Pero Amazon vende (en inglés) Angeles y Demonios por 8€ (al cambio) y la edición en papel por 13€ (al cambio).

Obviamente la politica de precios tiene que cambiar mucho. El libro es el mismo, pero los gastos de impresión, encuadernado y distribución, los riesgos de comerse con patatas la edición impresa y los costes de almacenaje se suprimen. Sin embargo, suprimiendo todo eso que, a cualquier ojo, es con diferencia la parte mas cara del proceso, solo nos reducen 5€ el precio. En el caso de su último libro (ahora no lo encuentro) ocurría exactamente lo mismo.

Esa politica de precios, sin duda, no es el camino adecuado. Porque además, cabe recordar que los libros de Amazon (ya que hablamos de ellos) cuentan con un sistema de DRM, lo cual te impedirá compartirlo con tus amigos, como se ha hecho toda la vida con las ediciones impresas.

En caso de aceptar ese DRM y teniendo en cuenta la reducción de costes, ese libro debería venderse por 3€, 4€ a lo sumo. Pero volvemos al problema de siempre. El que se ha estado embolsando 4.000€ al mes, no va a consentir cobrar 1.500, 2.000 o 3.000. Esa cifra solo la cambia por una superior. Entiendo su postura. El problema es que, ese, no es Dan Brown (siguiendo con el ejemplo) o el autor de cualquier libro a tratar. Por lo tanto, solo queda hacerle desaparecer de la ecuación. Remuneración al autor, SI. Parásitos que entorpecen la difusión de la cultura, cero.

Consecuencias

Todo esto desembocará donde todos sabemos. Los usuarios, viendo las negativas de las editoriales por ofrecerles aquello que piden, empezarán a compartir sus libros, a buscarse la vida para poder obtener lo que les niegan. Y lo que ahora son scans, pdf, doc o rtf mal maquetados, comenzarán a ser libros perfectos. Los usuarios aprenderán y compartirán cada vez mejor. Crearemos aplicaciones para ponérselo mas fácil a todo el mundo. Lo hemos visto con las películas, de los malos ripeos iniciales hemos pasado a montajes en alta definición que en muchos casos son mejores que los que las distribuidoras tratan de endosarnos.

Una vez que esto haya ocurrido, que los usuarios hayan aprendido a obtener todo por otra via, a compartir, a obtener productos de calidad y libres. Y, por que no, una vez que se hayan acostumbrado a obtener todo eso gratuito. Cuando ya no puedan sostenerse con su arcaico sistema. Entonces vendrán a contarnos que ahora tienen libros con DRM, sistemas con publicidad, suscripciones, alquileres y todo a ello a precios desorbitados. Y como será tarde llorarán, patalearán, nos llamarán piratas e intentarán que el estado, como ya hiciera con sus primos mayores, mantenga a todos esos que viven del cuento.

Dudo que ningún implicado llegue a leer esto y mucho menos que le haga reflexionar un minimo. Pero AHORA es el momento de actuar. Amazon, aún con sus tiránicas condiciones (que deberán cambiar) lo está consiguiendo. Es ese modelo de negocio, el que lleva Apple con su AppStore el que deberíais de emplear AHORA.

O tan siquiera tienen por que encargarse de la venta, simplemente de ser un medio de promoción. Que sean los autores los que desde sus páginas web vendan sus libros. Y habrá decenas de webs (mas de las que ya hay) que se encargarán de hacer reseñas, de hacer recomendaciones, comunidades, sistemas de votaciones al mas puro estilo imdb o filmaffinity.

Las posibilidades son infinitas. Se me ocurren montones mas y habrá otras tantas que ni siquiera puedo concebir. Pero si os abrazáis a lo que ya está muerto, solo conseguiréis que el olor del cadáver se pegue en el traje. Entonces, por mucho que frotéis, ya no saldrá.

Anímate a comentar...