Y Vuelvo a Llegar Tarde

Aunque en esta ocasión no ha sido culpa mia sino de los demás conductores, por empeñarse en cubrir todos los huecos válidos para estacionar con sus vehiculos.

El caso es que, planteandome dos opciones, viajar a Salamanca en el Gndolfo-movil o esperar al siguiente bus, la pereza de volver pilotando con la resaca del viernes, me ha hecho decantarme por la segunda opción. Asi que aquí estoy yo, con mi improvisada centralita en la cafeteria de la estación. Donde siempre hay una red amable para mi.

Centro de Mando Estacion
Mi improvisado centro de mando
Pero como no hay mal que por bien no venga, pues entre que actualizo con ésta entrada, me tomo el café y hago una práctica para el examen de mañana, se me ha pasado casi la horita hasta el siguiente bus.

Así pues, a pesar de mi aspecto de mendigo, con estas pelanas y esta barbucia descuidada, he sido el entretenimiento de un lugar por otro lado desierto, con mi blanquito Macbook y mi negrito SE haciendo de las suyas.

Y como no quiero irme sin cumplir con la tradicion y sin postear una foto mia en semejante situacion, pos ahi queda. Ésta no es graciosa… pero uno tiene su limite a la hora de hacer el tonto en publico… 😛

Gndolfo en la Estacion

Ahora si, ésto termina, que veo que todavia pierdo el siguiente bus… y es el último.

Besos en la nuca para todos los que por aqui paseis.

Anímate a comentar...