"Clon" del Wii-Mote en Wal-Mart

Parece ser que la conocida cadena de supermercados americana, Wal-Mart, ha puesto a la venta una especie de clon del conocido mando de la videoconsola Nintendo Wii, también conocido como Wii-Mote.

Clon Wiimote 1

Es curioso ver como aprovechan el tirón comercial de dicha consola, para endosar al incauto comprador una de esas viejas maquinitas con las que disfrutáramos antaño. Eso si, como podemos observar, la pantallita de marras es minúscula y monocromática, algo inusual en los tiempos que corren, en los que las pantallas grandes y a todo color se han impuesto. Pero ahí no termina todo.Además del descarado plagio de la carcasa y la disposición de botones, en la parte inferior encontramos un simulado altavoz, simplemente por emular el aspecto del original, ya que en este caso, el verdadero altavoz se sitúa por detrás.

En uno de los laterales, podemos encontrar un conmutador, para seleccionar control mediante botones o mediante movimiento. ¡¡Si!! ¡¡Tiene sensor de movimiento!!. La pena es que… nadie sabe que tal funciona… Y no es porque nadie lo haya comprado, o porque ningún freak haya optado por usarlo. La trágica a la par que evidente realidad es que, dado que la pantalla esta incluida en el mando, es de pésima

Clon Wiimote 2

calidad y de ínfimo tamaño… Cualquier movimiento del mando hace que pierdas completamente la visión de la pantalla y hace que la maquinita se vuelva injugable.

Pero, si a nosotros ésto nos parece evidente, no vamos a pensar que aquellos que diseñaron semejante engendro lo pasaron por alto. ¿Entonces de que va todo esto? Pues de lo de siempre. De aprovechar el tirón del trabajo de otro y vender un endiablado artefacto que no sirve para nada. Claro… que al menos nadie podrá decir que el sistema de detección de movimiento está mal implementado, porque nadie jamás podrá comprobarlo.

Así que ya sabéis, si os pasáis por un Wal-Mart y os sobran entre 10$ y 15$, podréis adquirir este horrible aparato de la mano de ToyQuest.

Fuente: Slashdot
Imágenes: About

Anímate a comentar...